Saltar al contenido

Dislexia Fonológica

El término “dislexia fonológica” se refiere a un patrón sintomático de dificultad para descodificar y conectar sonidos con símbolos. Los individuos con esa forma de dislexia típicamente tienen dificultad para pronunciar palabras desconocidas y lo hacen mal en las pruebas de lectura sin palabras.

La dislexia fonológica es una lectura de extrema dificultad que es el resultado de un impedimento fonológico, es decir, la capacidad de manipular los sonidos básicos del lenguaje. Los sonidos individuales del lenguaje se vuelven “pegajosos”, incapaces de ser separados y manipulados fácilmente. Este tipo de dislexia es sinónimo de dislexia en sí misma.

Tipos de dislexia, dislexia fonológica

La falta de habilidad fonológica es uno de los factores de identificación y causas más importantes de la dislexia. El 75% de las personas con dislexia muestran signos de un problema de procesamiento fonológico. Muchas definiciones de dislexia incluyen un problema con las habilidades fonológicas.

Cada idioma tiene un conjunto de sonidos comunes que reutiliza una y otra vez para formar palabras. Las personas con dislexia no tienen problemas para producir y procesar los sonidos que necesitan para hablar su lengua materna. La dificultad consiste en identificar los sonidos individuales que componen una palabra. Puede que no parezca que los sonidos sean importantes en la lectura, pero uno de los primeros pasos que los niños deben dar para aprender a leer es descodificar las palabras. Esto implica sonarles una letra o grupo de letras a la vez, lo cual es una actividad particularmente desafiante sobretodo en inglés ya que hay varias formas de deletrear los mismos sonidos.

Datos sobre la dislexia fonológica

  • Es el tipo más común de dislexia, sinónimo de dislexia en sí misma.
  • Caracterizado por una incapacidad para pronunciar palabras, especialmente palabras sin sentido.
  • Asociado con los síntomas clásicos de la dislexia
  • Un trastorno cerebral causado por un problema de procesamiento neurológico.
  • Un problema de procesamiento auditivo más grave que visual
  • Típicamente en desarrollo (genético/hereditario) pero en algunos casos puede ser un tipo adquirido por accidente cerebrovascular o enfermedad de Alzheimer.

¿Cuales son las causas?

Se cree que la causa proviene de una diferencia en las áreas cerebrales asociadas con el procesamiento de los sonidos del lenguaje. Los disléxicos fonológicos están aprovechando las regiones cerebrales que son menos eficientes en el procesamiento de fonemas y el reconocimiento de palabras por la vista en comparación con los lectores eficientes. A lo largo de las últimas dos décadas, los avances en el escaneo cerebral y la neurociencia han proporcionado un apoyo continuo a esta hipótesis con respecto a la causa de la dislexia.

Tipos de dislexia, dislexia fonológica

Desafortunadamente, el problema fonológico por sí solo no explica los muchos síntomas de la dislexia no relacionados con las dificultades de descodificación fonética, incluyendo problemas de memoria a corto plazo, dificultad con el equilibrio y la habilidad motriz fina, comunes en los niños disléxicos síntomas que contribuyen a la disografía y la dispraxia. En resumen, la causa fundamental de la dislexia sigue siendo desconocida.

Implicaciones para el tratamiento

Los métodos mejor documentados para enseñar a un estudiante con dislexia fonológica se basan en gran medida en los principios del enfoque de lectura de Orton-Gillingham desarrollado en los años 30 por Samuel Torrey Orton y Anna Gillingham.

Su enfoque incluye los seis elementos siguientes:

  1. Personalizado: La enseñanza comienza con el reconocimiento de las diferentes necesidades de los alumnos.
  2. Multisensorial: Implica la interacción regular entre el maestro y el estudiante y el uso simultáneo de múltiples sentidos incluyendo auditivo, visual y kinestésico (toque).  Por ejemplo, a un estudiante disléxico se le enseña a ver la letra A, decir su nombre y sonido y escribirla en el aire, todo al mismo tiempo. Se cree que el uso de la entrada multisensorial mejora el almacenamiento y recuperación de la memoria.
  3. Estructurados, Sistemáticos, Secuenciales y Acumulativos: Los elementos y reglas del lenguaje se introducen en un orden lingüísticamente lógico y comprensible. Los estudiantes vuelven al principio de su aprendizaje del idioma, para sentar las bases adecuadas. Empezando por leer y escribir sonidos aislados (fonemas), luego mezclando sonidos en sílabas y palabras. Elementos del lenguaje sonantes, vocales, mezclas digraficas y diptongos son introducidos de una manera ordenada. Sólo más tarde, los estudiantes proceden a elementos estructurales avanzados como tipos de sílabas, raíces, prefijos y sufijos.
  4. Cognitivo: Los estudiantes estudian las muchas generalizaciones y reglas que gobiernan la estructura del lenguaje.
  5. Flexible: Los instructores se aseguran de que el alumno no esté simplemente reconociendo un patrón y aplicándolo sin comprensión. Cuando se descubre la confusión de una regla previamente enseñada, se vuelve a enseñar desde el principio.
  6. Personal y Directo: Construyendo una estrecha relación maestro-alumno con retroalimentación continua y refuerzo positivo que conduzca al éxito y confianza en sí mismo.

Pensamientos finales sobre la dislexia fonológica

Cuando la gente usa el término dislexia se refiere generalmente al tipo fonológico clásico, pero para impresionar en el cóctel se puede añadir el adjetivo para ser más específico. El término fonológico sirve como un recordatorio útil del problema que tienen la mayoría de los lectores con dificultades: dificultad para manipular los sonidos básicos del lenguaje, resultando en dificultad para pronunciar palabras.

Publicaciones que te podrían interesar: