Saltar al contenido

La comprensión lectora: Qué es, Significado, Concepto, Ejercicios

julio 20, 2019
Compresión lecctora

El proceso de compresión es un proceso cognitivo básico que todos los seres humanos realizan ante algún estímulo que les afecte.

Se lleva a cabo casi de forma automática y su función es la de procesar información y hacer conclusiones al respecto.

La compresión requiere que el sujeto realice procesos mentales que evocan a conocimientos previos almacenados en su memoria y que haga una relación entre el estímulo y dicha información.

A nivel de la lectura ocurre lo mismo, es necesario que el sujeto procese la información del texto, haga una relación entre esta y sus conocimientos previos y posteriormente la analice para obtener como resultado una hipótesis respecto al texto.

Es de este proceso que surge el concepto de la comprensión lectora, que se define como una habilidad intelectual que implica el procesamiento intencional de la información con la intención de comprender las ideas que este quiere transmitir.

La comprensión lectora consiste no solo en la lectura mecánica del texto, sino que implica un proceso mucho más riguroso en el que es necesario la decodificación del texto y la interacción del lector con este.

Una vez el lector realice una interacción con lo que se lee, será posible el entendimiento del texto y la relación de los conceptos de las palabras, con lo que se creará una conexión entre lo que se piensa y lo que se lee.

Para la comprensión lectora es imprescindible el entendimiento del mensaje que se quiere transmitir y esto sólo es posible a través de la captación de los significados y el anclaje de estos en relación a los conocimientos previos.

De acuerdo al reconocimiento de las palabras y de las ideas, además de una decodificación del texto, se llevan a cabo capacidades conexas como el manejo de la moralidad, el pensamiento crítico, análisis, síntesis y reflexiones respecto al mensaje.

Estas son destrezas cognitivas que se desarrollan en la práctica de la comprensión lectora y que diferencian el proceso de la comprensión lectora de la lectura mecánica.

Una de las diferencias más importantes entre la lectura y la comprensión lectora es que la segunda añade significado a la lectura y trae consigo la interacción del lector con el texto, su interpretación y la capacidad de generar, a partir de ellos, conclusiones y nuevas ideas.

La tarea cognoscitiva de la comprensión lectora sugiere una lectura compleja que requiere la integración de elementos lingüísticos y sociolingüística, esto quiere decir que es importante relacionar el texto con el contexto.

Procesos asociados a la comprensión lectora

Sí bien la comprensión lectora es un proceso cognitivo de alta complejidad que deriva en una habilidad intelectual, su desarrollo implica además otros procesos básicos a nivel cognoscitivo que permiten el procesamiento de la información, estos son:

  • Observación
  • Concentración
  • Retención
  • Interpretación
  • Organización
  • Activación de conocimientos previos
  • Análisis
  • Valoración
  • Síntesis

La asociación de grafemas y fonemas y su relación con conocimientos previos y nuevos a partir de los procesos básicos mentales mencionados anteriormente, permiten una efectiva comprensión lectora.

Además, la realización de cada uno de estos procesos coadyuva a la construcción del significado del texto y la apropiación del mismo, lo que conlleva a un aprendizaje significativo.

Niveles de la comprensión lectora

Es importante conocer que la comprensión lectora como proceso cognitivo complejo se desarrolla en diferentes niveles, con lo que su práctica conlleva a la adquisición de mayores capacidades.

El nivel básico de la lectura es la lectura mecánica, se realiza de forma práctica y no ahonda en las profundidades conceptuales del texto.

Es sencillamente la pronunciación correcta de las palabras que conforman el texto.

Cuando el niño ha llegado a la edad de 3 años se comienza a adquirir la logografía y la lectura mecánica, que se refleja en la reproducción de sonidos memorizados respecto a un símbolo.

Sin embargo, esta va evolucionando en la medida en que se adquieren conceptos relacionados a las palabras, por lo que poco a poco el niño pasará de reproducir sonidos de letras a reproducir palabras.

Una vez adquiridas las palabras, se alcanzará el nivel de frases para avanzar hasta párrafos y textos.

Es al nivel de las palabras en donde se comienza a desarrollar la comprensión lectora, cuando se les añade un significado a las palabras y se llega al nivel del entendimiento de textos, que también alcanza otros niveles mayores de comprensión.

Se pueden definir entonces los siguientes niveles de comprensión lectora:

  • Literal: Es el nivel más básico de comprensión de una lectura, ya que se extraen de forma original las ideas del texto.

El lector toma literalmente la información del texto, puede ser de tipo objetivo al responder preguntas en las que las respuestas se encuentran de forma directa en el texto, así como también de tipo subjetivo en la que se requieren síntesis o conclusiones propias del lector.

  • Representativo: Se reconstruye el significado extraído del texto a partir de su relación con experiencias propias o conocimientos previos.
  • Inferencial: El significado del texto va del sujeto al texto, ya que interfieren en la interpretación del mismo el bagaje personal y la inteligencia emocional del lector.

El individuo se adueña del texto debido a que su interpretación personal le añade su significado.

  • Crítico: Permite la posibilidad de que el lector se forme juicios de valor propios y que argumente en función de los mismos.
  • Emotiva: Consiste en la sensibilización del lector generando en el una carga afectiva y una respuesta emocional, lo que es un agregado a su experiencia vital cultural.
  • Metacognitiva: El lector considera la intención del autor al expresar una u otra idea.

Ejercicios para el desarrollo de la comprensión lectora

La mejor manera de desarrollar la comprensión lectora es aplicando ejercicios de lectura acompañados por una serie de preguntas que solo pueden ser respondidas sí se llevó a cabo la interacción del lector con el texto. Algunos ejercicios a continuación:

Ejercicio 1:

Lee el siguiente poema y sigue las instrucciones posteriores

Marea baja

¿Dónde anda la onda si la luna rotunda se enciende redonda se espeja precisa en la calma tan lisa de la piel del mar?

¿En qué funda se enfunda esa onda? ¿En qué red se enreda? ¿En qué sonda se ahonda? ¿Dónde ronda su randa de espuma tan fina de brillo lunar?

– Ana María Machado

Lee el poema varias veces hasta que lo puedas leer sin trabarte. Trata de leerlo muy rápido. Ahora léelo muy despacio. Responde:

¿Qué palabras riman en este poema?

a)

espuma

enreda

enciende

b)

onda

redonda

ahonda

c)

piel de mar

calma lisa

espuma fina

¿Crees que la rima hace que se escuche especial el poema?

¿Qué palabras no conoces?

¿Dónde se refleja la luna?

¿Qué te imaginas que sea la “onda”?

Ejercicio 2:

Lee el siguiente texto

El patito feo

Esta es la historia de un patito que nació feo. El problema no es que fuera feo, sino que sus hermanos que nacieron muy bonitos lo despreciaban por verse diferente a ellos.

A la mamá pata también le daba penita ese hijo que no se parecía en nada ni a ella ni al resto de los patitos.

Como este pobre pato era, además, algo torpe, sus compañeros se burlaban de él. Tan mal se sentía el animalito y era tanta su tristeza que decidió mejor marcharse.

En su camino, encontró un estanque en el que nadaban unas hermosas aves de elegante porte. El patito las miraba con admiración, pero temeroso de que lo vieran.

Sin querer, hizo un poco de ruido al tratar de esconderse entre los juncos, y llamó la atención del grupo, quien al verlo le preguntó: “¿Qué hace un pequeño cisne tan solo?”. “¿Cuál cisne?”, preguntó el patito. “Tú eres un cisne como nosotros. ¿Acaso no lo sabes?”, dijeron los cisnes.

El patito feo, o más bien, el cisne bonito, por fin encontró su lugar en el mundo. Y adivina qué… pues fue muy feliz.

Ahora responde:

¿Por qué se sentía triste el patito?

¿Por qué sus hermanos no lo querían?

¿Alguna vez te has sentido incómodo con algún grupo? ¿A qué crees que se deba?

¿Qué podemos aprender de esta historia?

¿Podrías contar una historia parecida, pero en vez de un patito, de un niño?

Estos ejercicios pueden resultar una buena guía como idea de las incógnitas que se buscan responder cuando se interactúa con el texto y se hace una lectura con significado en la que el lector analiza las ideas y recibe el mensaje que se quiere transmitir.

¿Cómo mejorar la comprensión lectora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *